Comunicado de la coordinadora de sindicatos

12 de febrero de 2020

Comunicado a la clase trabajadora y a la sociedad en su conjunto

Para quienes integramos el PITCNT y conformamos a su interna el espacio de coordinación sindical, la jornada de hoy quedará en la historia como un triste episodio que atenta contra la democracia sindical y la independencia de clase, cuyos principios son irreductibles e innegociables. En virtud de esto, expresamos nuestra discrepancia y rechazo, a la resolución adoptada por un grupo de dirigentes del Secretariado Ejecutivo de nuestra Convención, de realizar en nombre de todo el PITCNT, un homenaje al presidente de la República.

Somos defensores de la democracia sindical que se ejerce a partir de un estatuto, que la regula y la configura. Ese estatuto además de su innegable vigencia normativa, tiene un enorme valor histórico, ya que es parte del acuerdo fundacional que hizo posible la propia unidad del movimiento sindical. Según el mismo, nuestro PITCNT no es una CENTRAL, (como tantas veces se repite) sino una CONVENCIÓN. Esta diferencia, implica que el poder de decisión y dirección del movimiento sindical va de abajo hacia arriba y no a la inversa. Teniendo en cuenta esto, es que recordamos que la máxima instancia de dirección del PITCNT, luego de los Congresos, es la Mesa Representativa, ámbito en que participan los sindicatos con voz y voto. El Secretariado Ejecutivo es un órgano electo por la Mesa Representativa y está jerárquicamente por debajo de ella. Por lo tanto, no es potestad del Secretariado Ejecutivo tomar decisiones que sustituyan a la Mesa Representativa en su rol de dirección y mucho menos en decisiones de tanta relevancia e impacto político y simbólico. Según el estatuto vigente, la decisión tomada por el Secretariado carece de legitimidad y se convierte en una resolución antidemocrática.

El homenaje a un presidente en ejercicio es un acto insólito en la historia del movimiento sindical uruguayo y absolutamente contradictorio con sus valores fundacionales.
Desde sus orígenes este movimiento sindical se define independiente “frente al Estado, los patrones, los partidos políticos y las sectas religiosas y filosóficas.”

Sin indiferencia al balance negativo y positivo que se pueda hacer de un gobierno y de un presidente, es claro que no es desde el PITCNT que se le debe organizar un homenaje a un gobierno. Para eso hay otros ámbitos e instituciones. Los sindicatos no son ese lugar.

La legitimidad de la lucha de las y los trabajadores descansa en buena medida en el carácter independiente de sus reclamos, así como su perspectiva estratégica por una sociedad sin explotados ni explotadores.

Reivindicamos la unidad como un valor fundamental, pero no la debemos confundir con la uniformidad. El cuidado y el respeto a la diversidad de pensamiento, hizo posible la unificación de las distintas visiones políticas que conviven dentro de la clase trabajadora y es un factor clave para su vigencia. Generar hechos en nombre de todos cuando solo representan a una mayoría coyuntural, tensiona innecesariamente la unidad, que va a ser fundamental para enfrentar las políticas de ajuste a favor del capital y de recorte de derechos sociales, como lo expresan, por ejemplo, los contenidos de la ley de urgente consideración del gobierno entrante.

Por todo esto entendemos que la decisión adoptada por una apretada mayoría del Secretariado Ejecutivo de homenajear a un presidente en ejercicio, es totalmente contraproducente, carente de perspectiva histórica y que, decididamente, NO NOS REPRESENTA.

Coordinación Sindical-PIT-CNT