Comunicado en solidaridad con las maestras y maestros rurales

Ante la resolución del presidente Lacalle Pou de dar reinicio a las clases en las escuelas rurales el próximo 22 de abril, las trabajadoras y trabajadores de la enseñanza privada entendemos pertinente declarar:

1. Que dicha medida se opone considerablemente a todas las restricciones sanitarias que se vienen tomando a diario, no solo en Uruguay sino a nivel regional e internacional. Es importante tener en cuenta que un sector mayoritario de la comunidad médica y científica, entiende pertinente seguir cumpliendo con las medidas y limitar la circulación de personas.

2. Que exponer a cientos de trabajadores, a niños y niñas a trasladarse diariamente, atenta directamente contra la salud de las personas y sus familias, colocándolas en una situación de riesgo.
3. Rechazamos la exclusión en la toma de decisiones de las maestras y maestros rurales, actores fundamentales de la comunidad educativa, que viven en carne propia las dificultades y las carencias que aún siguen atravesando muchas escuelas del país.

4. Extendemos nuestro más fraternal saludo solidario a todas y todos los maestros rurales de nuestro país, reivindicando la relevancia de su labor, elemento fundamental para la formación y el desarrollo cognitivo de miles de niños y niñas en todo el país.

5. Reclamamos al gobierno posponer la medida tomada, supeditando la decisión a la evaluación sanitaria y científica de la situación y contemplando la opinión de quienes sostienen a diario las escuelas rurales.

Secretariado Ejecutivo del SINTEP