En respuesta a comunicado emitido por la ONG El Abrojo…

SOMOS UN SINDICATO QUE CREE QUE EL VALOR DE LAS PALABRAS DESCANSA EN LA COHERENCIA ENTRE LO QUE SE DICE Y LO QUE SE HACE

Ante el comunicado del día 18 de abril emitido por la ONG El Abrojo, SINTEP expone aquí razones y argumentos de su posición:

  1. Acorde a la normativa vigente y según los criterios establecidos por el Ministerio de Trabajo, El Abrojo es una ONG que actúa como patronal en el sector de la llamada educación no formal, dentro de las actividades comprendidas en el grupo 16 de la enseñanza privada. Este es un dato objetivo.
  2. Es un dato objetivo, también, que El Abrojo integra ANONG, junto a otras ONG como El Paso.
    ANONG es una de las representaciones que tienen las patronales en la negociación colectiva de los consejos de salarios.
    En tal sentido, tanto El Abrojo como ANONG, además de ser jurídicamente organizaciones patronales, también lo son políticamente. Eligen jugar ese rol patronal en el marco de las negociaciones con SINTEP, que es quien defiende los derechos laborales y salariales de las trabajadoras y los trabajadores del sector.
    Por tanto, para SINTEP, y para la propia ley 18566, tanto ANONG como El Abrojo son entidades patronales.
  3. En la última ronda de los consejos de salarios y tras décadas de justo reclamo, logramos el reconocimiento del pago de la antigüedad para miles de trabajadoras y trabajadores de los Caif y toda la educación no formal.
    Este reconocimiento es un primer paso para su cobro efectivo y con ello terminar de una vez por todas con una infame discriminación salarial, ya que es importante decir que la antigüedad se paga en toda la enseñanza privada, menos en el sector dónde ANONG, El Abrojo y El Paso son patronal.
    Saben muy bien las trabajadoras y los trabajadores de los Caif lo que significa el no pago de la antigüedad. Lo que significa en términos de discriminación y de injusticia, de postergación salarial y recorte de legítimos derechos.
    Este reconocimiento fue ratificado en primera instancia en el marco de la negociación de toda la rama. Sin embargo, cuando el tema pasó a la negociación del subgrupo 07, donde ingresa a actuar ANONG como representación patronal, ésta se opuso férreamente a suscribir dicho reconocimiento.
    Solo mediante una pertinaz negociación a todos los niveles, la movilización de las bases sindicales de todo el sindicato y la inminencia de la declaración de la huelga, el sindicato logró que ANONG retrocediera ante su actitud negativa y discriminatoria hacia los derechos de las trabajadoras y los trabajadores.
    Es importante recalcar que la posición de ANONG estuvo a punto de sacarles a las trabajadoras y los trabajadores el derecho a este reconocimiento, con todos los perjuicios concretos que eso significaba.
    Este también es un dato objetivo, consta en el proceso llevado a cabo a instancias del Ministerio de Trabajo.
  4. Los contratos a término, cuando no son por legítimas razones de suplencias, son una forma de precarización laboral.
    Los contratos a término son un modo de inestabilidad laboral y una forma de abaratar el pago del trabajo a costa del no pago del salario de uno o dos meses del año y de recortar pago de aguinaldos y salarios vacacionales. Para colmo, este tipo de contrato que nos imponen las patronales, hace muy difícil el ingreso al seguro de paro y la gente se queda sin nada.
    Claramente este tipo de contrato laboral es contradictorio con los intereses y derechos de los trabajadores.
    Para este sindicato, la lucha contra estos contratos chatarra, es un objetivo central. Sin embargo ANONG y el resto de las patronales los defienden a rajatabla.
  5. Es un dato objetivo que El Abrojo utiliza de modo recurrente y sostenido en el tiempo esta forma de contratos chatarra, contraviniendo, en los hechos concretos, los intereses de los trabajadores. ¿Puede negar El Abrojo que utiliza sistemáticamente este medio de precarización laboral? ¿Puede negar El Abrojo que induce a los trabajadores y las trabajadoras a no reclamar las indemnizaciones por pérdida de horas de trabajo?
  6. También es un dato objetivo que, bajo esta modalidad de contrato chatarra, El Abrojo contrató en 2018 a un trabajador que integra la dirección nacional de SINTEP. Cuando luego de un lapso razonable de tiempo este compañero comenzó a utilizar la licencia sindical para acudir a las sesiones ordinarias del Secretariado Ejecutivo (4 horas por semana) El Abrojo hizo sentir su malestar, reclamándole al trabajador por qué no había informado de su condición de dirigente sindical ¡antes de que lo contrataran! Ese comportamiento anti-sindical inicial se ratificó plenamente, cuando al culminar el contrato a término se le informa a nuestro compañero que no se le renovará el contrato para el 2019. Es importante saber que, al momento de comunicar esta decisión, la directiva de El Abrojo le recalca a nuestro compañero que su desempeño técnico era incuestionable, pero que el uso de la licencia sindical una vez por semana no lo iban a aceptar más. El Abrojo se excusa diciendo que no fue un despido, sino un cese de contrato. Para SINTEP, por todo lo dicho, es claro que esta decisión de El Abrojo fue claramente un atropello a la libertad sindical, que es un derecho fundamental, reconocido por la ley 17940 y parte de una conquista histórica de nuestro movimiento sindical.
  7. Somos un sindicato que cree que el valor de las palabras descansa en la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace.

Somos un sindicato orgulloso de haber conseguido con lucha, organización y compromiso colectivo de sus bases, conquistas históricas en el sector privado, como por ejemplo la prohibición de los despidos para las trabajadoras embarazadas y en período de lactancia. Somos el único sector de trabajo bajo derecho privado del país y de toda la región, que tiene esa conquista.
También estamos orgullosos de haber conquistado, a costa de la organización y la lucha, 5 días de licencia paga para las víctimas de violencia de género. Pero más orgullosos estamos de ser el único sindicato del país que paga exclusivamente con sus propios recursos un equipo multidisciplinario para la contención, apoyo y asesoramiento a las víctimas de la violencia de género.
Somos un sindicato modesto, pero con sentido de la dignidad. No nos llevamos a nadie por delante. No creemos en eso. Pero jamás vamos a permitir que nadie ataque a las trabajadoras ni los trabajadores, ni agravie nuestra dignidad.
Nuestro único compromiso es con las trabajadoras y los trabajadores; los hechos lo confirman.

Secretariado Ejecutivo
SINTEP PIT-CNT – Montevideo, 19 de abril 2019

 

COMUNICADO SINTEP 19-04-19 (comunicado en archivo PDF para descargar)