Las cosas como son. Quinta reunión de los consejos de salarios

Luego de un avance en las negociaciones son las patronales las que vuelven a enlentecer los principios de acuerdos que veníamos llevando. Les dejamos un breve informe sobre la ultima reunión en el Ministerio de Trabajo.


SOBRE LA ÚLTIMA REUNIÓN Y LA LENTITUD DEL PROCESO DE NEGOCIACIÓN

El lunes 17 de setiembre se llevó a cabo la 5° reunión de los Consejos de Salarios del grupo 16.
A la fecha, llevamos dos meses de proceso de negociación.
La primera valoración para compartir es que no estamos para nada conformes con el ritmo del proceso.
Viene mucho más lento de lo que deseamos y necesitamos los trabajadores, ya que atrasa el imprescindible ajuste en nuestros salarios.
De todas maneras y para evitar confusiones, es del caso tener en mente que el ajuste de estos meses no se pierde, sino que se va a cobrar de modo retroactivo una vez que finalice el proceso.
No obstante, nos parece fundamental que todos tengamos claro que no es por los trabajadores que se ha impuesto esta lentitud. Decimos esto porque sabemos que muchas patronales, a determinada altura, empiezan usar ese artilugio para “apurarnos” o peor aún, para endilgarle la responsabilidad a los propios trabajadores de la demora en firmar el convenio.
Si el proceso es lento, y el convenio no está firmado hasta ahora, es por una sencilla razón: las patronales rechazan arreglar el grave rezago salarial que tenemos en el sector y, para peor, mantienen su intención de colocarnos salarialmente en el sector problemático, agravando aun más ese rezago.
Nosotros no vamos a firmar cualquier cosa y avalar, con la legitimidad del sindicato, un pésimo convenio para los trabajadores.
De nuestra parte seguimos aportando tiempo y dedicación para el mejor resultado que esté a nuestro alcance, tanto en lo salarial como en mejores condiciones laborales.

SOBRE EL ESTADO ACTUAL DE LAS NEGOCACIONES

En la última reunión nos llevamos la ingrata sorpresa de una especie de marcha atrás en las negociaciones. Como ustedes ya saben, la primera reunión fue pésima, tanto en el aspecto salarial como en el extra-salarial. Luego, entre la segunda y la cuarta percibimos un mejoramiento del proceso de trabajo. Esto, lamentablemente, ocurrió luego del anuncio de un paro de 48 horas (juntas o separadas) que aprobaron los trabajadores en la Mesa Representativa, tras un informe con carácter grave y urgente que elaboró la dirección sindical para todos nuestros afiliados. Como las negociaciones honestamente nos parecieron mejorar y el paro estaba condicionado al proceso de negociación, en un acto de buena fe, los trabajadores no instrumentamos ese paro.

Sin embargo en la quinta y última reunión, las patronales nos hacen retroceder nuevamente.
Cabe decir y este no es un aspecto para nada menor, que ésta marcha atrás se produjo luego de
la asamblea de socios de las asociaciones patronales, que se realizó la semana pasada. Nos da la
impresión que los negociadores que envían las asociaciones patronales fueron desautorizados o
no fueron escuchados por sus mandantes. Como fuere, lo cierto es que volvimos a retroceder.

SOBRE LA NEGOCACIÓN SALARIAL

En materia salarial las patronales vinieron a la reunión reafirmando dos planteos negativos.
Por un lado vuelven a insistir con los peores ajustes salariales que plantean los lineamientos del
poder ejecutivo; es decir con los que nos ubican en el sector problemático (6,5% para el 1° año y
6% para el 2° año).
Dicha ubicación nos pone muy por debajo del comportamiento de la inflación (encarecimiento
del costo de vida).
Esto significa que no vamos a tener aumento real de salarios, sino que, entre correctivo y
correctivo, vamos a tener pérdida de salario respecto a la inflación.
A esta situación, grave de por sí, se agrega que para el primer semestre de aplicación del
convenio quieren descontar el mísero 1,7% de crecimiento por encima de la inflación que se
produjo en el convenio 2015-2018.
Efectivamente, cerrado el periodo de vigencia del último convenio se constata un muy leve
aumento del salario real, que ahora quieren descontar.
Esta sería la realidad que nos plantean para todos los subgrupos excepto para el 07, que seguiría
ajustando según la evolución del Índice Medio de Salarios.

SOBRE LA NEGOCACIÓN EXTRA-SALARIAL

Donde más advertimos avances importantes, en el periodo transcurrido de la segunda a la cuarta
reunión, fue en derechos laborales y condiciones de trabajo.
Los preacuerdos alcanzados, entre otros contenidos incluían: una cláusula de reconocimiento de
la antigüedad (condicionado al pago de las partidas por parte de INAU) para todo el subgrupo
de los Caif, clubes de niños y centros juveniles. Creación de licencias para víctimas de violencia
doméstica; mejoramiento del régimen de días por estudio; protección especial para trabajadoras
embarazadas y en período de lactancia (prohibición de despidos); días para el cuidado de
familiares con enfermedades graves y/o hospitalizados.
En base a estos preacuerdos, el sindicato se tomó la tarea de elaborar una redacción tentativa de
cláusulas para incluir en el convenio.
Con la debida responsabilidad hicimos una primera entrega de estas redacciones en la tercera
reunión y una segunda versión ampliada en la cuarta reunión.
Pese a todo ese trabajo, elaborado a partir de los preacuerdos existentes, en la pasada reunión
no hubo ninguna devolución por escrito de las patronales.
Nuevamente, que conste, en este caso tampoco la demora es responsabilidad de los
trabajadores.

EN SUMA

Con la responsabilidad que corresponde y en función de los compromisos asumidos, hemos definido que: si en la reunión de Consejo de Salarios del lunes 24 de setiembre no hay un cambio importante por parte de las patronales, volviendo las negociaciones a un cauce serio y racional, se instrumentará la decisión de la Mesa Representativa.
En consecuencia, el día miércoles 3 de octubre se estaría convocando a un paro general de 24 horas en todo el país, con asamblea general a realizarse en lugar y hora a comunicar oportunamente.
Para terminar reiteramos: A los y las trabajadoras nadie les regala ni les regaló nada nunca. Todos nuestros derechos de hoy son el resultado de las luchas de ayer. Si no hubiese sido por la historia de las luchas, la organización y la unidad de la clase trabajadora, seguiríamos trabajando 12 o más horas por día, sin el pago de horas extras, sin aguinaldo, sin seguro de paro, sin salario vacacional, sin licencia por enfermedad, etc, etc. Ahora es nuestro momento de legar derechos para el futuro. Ahora es el momento de luchar por nuestros derechos, que como dice la consigna de SINTEP para estos consejos de salarios, depende de todos y todas.

19 de setiembre de 2018

Sergio Sommaruga
Secretario General

NUEVO INFORME DE SITUACIÓN DE LOS CONSEJOS DE SALARIOS