MARTES 25 DE JUNIO: PARO GENERAL DE 24hs.

COMUNICADO DEL SECRETARIADO DE SINTEP A TODOS  LOS NÚCLEOS DE BASE

MARTES 25 DE JUNIO PARO GENERAL DE 24 HORAS

Estimados compañeros y compañeras:

        El próximo martes 25 de junio está convocado un paro general de 24 horas en todo el territorio nacional.

La medida fue resuelta por unanimidad de la Mesa Representativa Nacional Ampliada del PIT-CNT.

En ese marco y con la seriedad que corresponde, desde el Secretariado Ejecutivo de SINTEP entendemos pertinente dar cuenta de de la plataforma reivindicativa y programática que fundamenta el paro y de un mínimo conjunto de argumentos para cada punto de la misma.

Asimismo, en ocasión de la proximidad del paro, aprovechamos para repasar-al final del comunicado-cuestiones de derecho que siempre es necesario reforzar.

¿POR QUÉ PARAMOS?

 1) POR TRABAJO PARA TODOS Y TODAS.

El desempleo y la precarización laboral son un enemigo de la sociedad.

Son origen de la pobreza y un factor que exacerba la desigualdad social. Por eso luchamos por trabajo para todos. Trabajo con salarios decentes, derechos laborales y condiciones de trabajo respetuosas de las personas y el ambiente.

El derecho al trabajo está consagrado en la constitución de la República y debería ser la primera de todas las prioridades para combatir la injusticia social.

El avance del desempleo es tremendo en toda la región (Argentina 2 millones de desempleados y Brasil 13 millones de desempleados). Nuestro país también da muestras de cifras persistentes de desempleo. Es por eso que entendemos clave reforzar el reclamo de creación de fuentes de trabajo; para resistir el ajuste que el capital viene imponiendo en todo el continente contra la clase trabajadora.

La lucha por trabajo para todos y todas también es una lucha contra el trabajo informal. Según la OIT en toda la región el llamado trabajo en negro afecta a 140 millones de personas. Cabe recordar que el trabajo informal no tiene derechos laborales, ni aguinaldo ni salario vacacional, ni previsión jubilatoria. La informalidad laboral es la ley de la selva.

La lucha por el derecho al trabajo y los derechos en el trabajo es una lucha de solidaridad de clase. Solidaridad con los desempleados, con los precarizados y con quienes vienen enfrentando despidos arbitrarios y antisociales.

2) NO AL AUMENTO DE LA EDAD JUBILATORIA. POR LA DEROGACIÓN DE LAS AFAPS Y EL MEJORAMIENTO DE LA SEGURIDAD SOCIAL SIN FINES DE LUCRO.

Uno de los objetivos que vienen imponiendo las poderosas corporaciones capitalistas en todo el continente, es la reforma de la seguridad social.

Este tipo de reformas se están tratando de imponer ahora mismo en Brasil, en Argentina, en Chile, etc. Todas estas reformas tiene una misma característica, empeorar las condiciones para jubilarse y empobrecer las llamadas tasas de reemplazo (el pago de las jubilaciones y pensiones).

Son reformas regresivas que incluyen además, la reducción y deterioro de las prestaciones sociales solidarias, que se implementan desde la seguridad social y que resultan fundamentales para la población más vulnerable (niñez, ancianos, discapacidad, etc). Reformar en estos términos la seguridad social, nos hace una peor sociedad. No es lo que quiere la clase trabajadora.

En nuestro país son muchos los partidos políticos que vienen planteando la necesidad de plegarse a este tipo de reformas.

Por eso es imprescindible ir marcando la posición de la clase trabajadora desde ahora mismo.

Asimismo vale recordar que persiste el déficit millonario de cajas como la militar, que se llevan 500 millones de dólares al año, y el nefasto negocio de las AFAPS, que le reporta a los bancos, ganancias por 130 millones de dólares al año. Es mucho dinero que sale de las jubilaciones para el sistema financiero.

Por eso, entendemos que hay que terminar con el lucro en la seguridad social, derogando las AFAPS.

3) EN SOLIDARIDAD CON LOS SINDICATOS EN CONFLICTO. Cientos de trabajadores vienen enfrentando conflictos generados por la destrucción de sus fuentes de trabajo.

Las causas son diversas pero el drama es el mismo.

En esta áspera situación se encuentran, entre otros, los trabajadores de Petrobras, los compañeros de las curtiembres, con los despidos masivos en la multinacional Zenda, los trabajadores citrícolas del norte del país, y los trabajadores del mar, con los conflictos en Buquebus y Naviport, dónde no solo los despiden a 50 trabajadores, sino que no se hacen cargo de los despidos.

Vale saber que esta realidad (de empresas que cierran y no pagan los créditos laborales y los despidos)  también la tenemos en el sector, con nuestras compañeras del jardín Dumbo y el jardín Peques, situación que viene siendo tratada activamente desde la Secretaría de Asuntos Laborales de Sintep.   

Los despidos muchas veces son la forma que tiene el capital de hacerle pagar los platos rotos a los trabajadores. Son un ajuste por la vía de los hechos y muchas veces, aplicados con grandes dosis de violencia institucional.

Por eso, este paro también es por solidaridad de clase con todos los gremios en conflicto.

4) CONTRA LA PERSECUCIÓN ANTI-SINDICAL Y EL ATAQUE A LOS CONSEJOS DE SALARIOS

La defensa de los derechos fundamentales, como el de la sindicalización, se tiene que hacer con toda determinación.

Cuidar y defender la libertad sindical es una cuestión de vital importancia.

Los sindicatos son la herramienta fundamental que tiene la clase trabajadora para luchar por sus derechos e intereses de clase.

Justamente, los ataques contra las organizaciones sindicales tienen por objeto debilitar esa capacidad de defensa, para dejarnos más desprotegidos.

En ese marco de agresiones cabe mencionar la aplicación del decreto 401 en el sector público. Este es un decreto que impone sanciones económicas extremadamente abusivas para castigar a los trabajadores cuando toman medidas.

El gobierno ha utilizado este decreto con fines de escarmiento contra los trabajadores, emulando las peores prácticas que encontramos en el sector privado en general.

Asimismo este paro también es en defensa de los consejos de salarios como herramienta para la defensa del salario y de los derechos laborales.

La denuncia presentada por las principales cámaras empresariales del país ante la OIT tiene por objetivo central deslegitimar los consejos de salarios y preparar las condiciones para su total desnaturalización. Dejar el nombre en pie, pero totalmente vacios de contenido y relevancia social.

Tenemos que tener claro que sin consejos de salarios los que perdemos somos los trabajadores. El país ya pasó por esa experiencia durante la dictadura cívico militar y también en la década de 1990, y el saldo fue altamente negativo en materia de empleo, salario y derechos laborales.

5) EN DEFENSA DE LAS EMPRESAS PÚBLICAS. CONTRA LAS PRIVATIZACIONES Y LAS TERCERIZACIONES.

Las empresas públicas en Uruguay son parte central del patrimonio colectivo de la sociedad  y un recurso de valor estratégico para la autodeterminación del país y el desarrollo social.

Pero las empresas públicas están siempre en riesgo porque son un activo económico altamente deseado por el capital multinacional. Para muestra vale saber que, solo en 2018, las dos principales empresas públicas del país dejaron ganancias por más de 500 millones de dólares.

Las privatizaciones “de a poco” y las tercerizaciones laborales que se vienen implementando en las empresas públicas son parte del riesgo de pérdida de control sobre sus ganancias, además de representar una modalidad de precarización laboral que solo beneficia a las utilidades del capital privado.

6) POR VERDAD Y JUSTICIA. CONTRA LA IMPUNIDAD.

Venimos de una formidable y masiva movilización del 20 de mayo.

Una demostración de la plena vigencia del reclamo contra la impunidad y por verdad y justicia que persiste en nuestro pueblo.

Es imprescindible que todas y cada una de las familias de desaparecidos conozca donde están los restos de sus seres queridos. Para la clase trabajadora ese es un compromiso de principios.

Es imprescindible que el poder judicial de adecuado diligenciamiento a todas las causas contra los terroristas de Estado, que al día de hoy están estancadas en los juzgados.

Es imprescindible también suprimir los privilegios jubilatorios de los militares procesados por las violaciones a los derechos humanos, así como las prebendas de la prisión domiciliaria que incumplen sistemáticamente.

La lucha contra la impunidad tiene que ser ejemplar, para que los pequeños sectores golpistas que aún persisten en la sociedad uruguaya tengan una barrera infranqueable a sus sueños oscurantistas.

7) POR EL PAGO DE LA ANTIGÜEDAD PARA TODOS LOS TRABAAJDORES DE LA ENSEÑANZA PRIVADA

En la pasada ronda de Consejos de Salarios el conjunto del sindicato logró, entre otras conquistas de gran importancia social, un avance histórico con el reconocimiento del pago de la antigüedad para todos los trabajadores y trabajadoras de la educación no formal.

Ese reconocimiento abre una nueva etapa de cara de negociación con INAU, para la consolidación definitiva del pago de este componente salarial y de esa forma desterrar definitivamente una injusta postergación que recae sobre este subgrupo de la enseñanza privada.

En el marco de este paro general de 24 horas, desde SINTEP sumamos la exigencia a INAU a que de pronta canalización a este justo reclamo.

CUESTIONES DE DERECHO QUE SIEMPRE ES NECESARIO REFORZAR

I) El paro es un derecho esencial de todos y todas las trabajadoras. Es un derecho reconocido en la constitución (art.57) y protegido por normativa internacional ratificada por nuestro país.

II) Ningún trabajador puede ser obligado a ir a trabajar, ni presionado de ninguna forma para que lo haga. Tampoco corresponde, bajo ningún concepto, que las patronales hagan circular listas o directamente  pidan a las y los trabajadores que anuncien previamente si van a realizar el paro o no. Esa práctica es concebida como una modalidad improcedente ya que, objetivamente y más allá de lo que se diga,  lesiona el libre ejercicio del derecho al paro.

III) La única afectación laboral que legalmente corresponde aplicar por parte de las patronales es el descuento del día. Dicho descuento debe constar en el recibo de sueldo como “descuento por paro”, ya que una ausencia por ese concepto no puede ser sancionada, ni configura una falta disciplinaria.

IV) La realización de las medidas sindicales es un deber estatutario de todas y todos los trabajadores afiliados. La unidad de acción es esencial en la fuerza colectiva del sindicato, que en definitiva, es la única y verdadera fuerza que la clase trabajadora tiene en sus manos.

Pero por sobre toda consideración, hacer el paro es, un acto de conciencia; como la determinación misma de estar afiliados al sindicato.

Cabe recordar que la historia de los derechos laborales es la historia de la lucha de la clase trabajadora. Los derechos que heredamos son producto de las luchas de nuestros mayores y los derechos que dejemos como legado para el futuro, serán producto de las luchas que estemos dispuestos a librar en el presente. Secretariado Ejecutivo

SINTEP-PIT-CNT

Descargar comunicado en PDF